De nuevo a la normalidad: Comisiones se estabilizan en la red Bitcoin

Bitcoin transaction procedure

Las comisiones que se cobran por transacción en la red Bitcoin han mostrado, desde el domingo 19 de noviembre, un retroceso en su valor hasta alcanzar precios más asequibles, oscilando éstos entre un par de céntimos, y hasta ocho dólares americanos.

Según datos recogidos de la página web Bitcoin Fees, en estos momentos se está cobrando trescientos sesenta satoshis (0.00000360 BTC) por byte procesado, que calculado a la tasa actual, 8,229 $ (al momento de redacción de este artículo), equivaldrían a unos 0.0296 $. El tamaño promedio de cada transacción es de aproximadamente 226 bytes, por lo que la tarifa a pagar sería de ochenta y un mil trescientos sesenta satoshis (0.00081360 BTC), o casi ocho dólares en total.

El precio mencionado anteriormente representa una reducción del 60% de la comisión más alta pagada en las últimas semanas (unos 20 $).

La noticia es bien recibida por pequeños inversores y personas que manejan bajos volúmenes, pues éstos fueron los que sufrieron más el golpe a sus bolsillos digitales, después de que una serie de eventos turbulentos concernientes al Bitcoin y su hard fork, el Bitcoin cash, causaran estragos en la red del primero, congestionando la misma y abarrotándola de transacciones pendientes por confirmar, lo cual se tradujo en un aumento súbito del precio de las comisiones que llego a calcularse en un rango de 8 a 20 dólares por transacción.

Dado que la congestión en la mempool (el “sitio de espera” de las transacciones por confirmar) genera retrasos de varias horas e incluso días, los usuarios tienen que pagar tasas cada vez más altas para lograr las confirmaciones necesarias lo más pronto posible, aumentando así el precio de la comisión en general, perjudicando especialmente a aquellos que necesitan mover pequeñas cantidades lo más rápido posible.

Un usuario de la plataforma de recompensas por contenido Steemit, denunció que intentó hacer una transacción por apenas diez dólares, y al chequear la comisión que tenía que pagar, se dio cuenta que más del 50% del importe a transferir estaba destinado al pago de la tarifa del minero. Atribuyó su problema a la disposición de los usuarios de pagar cada vez más para agilizar sus movimientos en el menor tiempo posible, así como a la falta de una actualización que resuelva los problemas de escalabilidad que sufre la red Bitcoin.

El 12 de noviembre se registró el pico más alto de transacciones retrasadas, según datos arrojados por el nodo asociado a la página Johoe’s Mempool, con 180,200 transacciones a la espera de la confirmación por parte de los mineros. Una cifra que ha ido decreciendo gradualmente hasta ubicarse en apenas 28,795 transacciones (al momento de redactar este artículo).

Bitcoin inició este mes con altibajos que fomentaron el pánico en la comunidad, desatados por la sorpresiva cancelación de SegWit2x a última hora, y que tuvo resultados adversos a lo pronosticado por la mayoría de los analistas, como una migración de usuarios, hashrate y fondos hacia Bitcoin Cash, para luego recobrar fuerzas frente a ésta, aliviando a quienes retuvieron hasta el final.

Compartir