Monero [XMR]: Monero supuestamente es la criptomoneda más extraída ilegalmente

Monero [XMR], la criptomoneda enfocada en la privacidad que ha sido durante mucho tiempo un elemento básico para los piratas informáticos y los infames usuarios de Internet, vuelve a estar en el candelero y, por lo general, lo hace por razones equivocadas. Según un artículo reciente de los investigadores de criptomoneda Sergio Pastrana, de la Universidad Carlos III de Madrid y Guillermo Suárez-Tangil, del King´s College de Londres, la moneda de privacidad líder también es líder en el número de monedas extraídas ilegalmente. El informe afirma que hasta el 4,3% del total de monedas en circulación se han extraído ilegalmente desde el inicio de la moneda. Titulado “Una primera mirada al ecosistema de malware de minería criptográfica: una década de riqueza no restringida”, el documento analiza más a fondo las acciones de la minería de criptomonedas.

Los investigadores señalan en el informe que “nuestro análisis de ganancias revela campañas con ganancias multimillonarias, asociando más del 4,3% de Monero con la minería ilícita. Analizamos la infraestructura relacionada con las diferentes campañas, demostrando que una gran parte de este ecosistema está respaldado por economías subterráneas, como los servicios de pago por instalación. También descubrimos técnicas novedosas que permiten a los delincuentes ejecutar campañas exitosas”. Según estas cifras compartidas anteriormente, más de 700,000 monedas Monero (XMR) han sido extraídas ilegalmente. Esto representa un valor aproximado de 33.4 millones de dólares a los precios al contado actuales de 46.34 $ por XMR (según datos de Coinmarketcap).

El método más común para extraer estas monedas de manera ilegal implica el secuestro de recursos informáticos confiados por los usuarios de Internet y su redireccionamiento hacia la extracción de monedas XMR. Ha habido una proliferación de programas de criptomoneda que permiten a los navegadores web explotar la criptomoneda y la mayoría de estos están disponibles a un precio económico en línea. Los piratas informáticos también pueden codificar malware que, a propósito, aprovecha la potencia de cómputo de un sistema y lo redirige para que contribuya con el poder de hash a las criptomonedas. Como se señala en el documento, en los últimos dos años, desde principios de 2017 hasta fines de 2018, se descubrieron 4.4 millones de muestras de malware y 1 millón de aplicaciones de minería de criptomoneda.

Minar Bitcoin de esta manera es ciertamente posible, pero Bitcoin tiene un índice de hash extremadamente alto que hará que una CPU normal que intente extraer algo de Bitcoin se congele, lo que incitará a la víctima a reiniciar su computadora y posiblemente atraerá atención hacia el malware. La minería de Monero a través del secuestro de los recursos de la víctima es muy efectiva porque esta actividad puede realizarse en segundo plano o cuando la computadora está inactiva sin afectar la capacidad de uso de la máquina.