Bitcoin es un activo, no una moneda; dice la Corte de Israel

israel bitcoin

Si bien la mayoría de los países han aceptado con entusiasmo las criptomonedas en su espacio financiero, algunos, incluido Israel, todavía consideran estas monedas digitales como un “activo especulativo”.

Un tribunal de Israel respaldó la interpretación proporcionada por la autoridad fiscal del país sobre cómo debería reconocer el intercambio de Bitcoin (BTC) y otras criptomonedas.

Transacciones BTC sujetas al impuesto de las ganancias de capital (CGT)

De acuerdo con la Autoridad Fiscal del país, cualquier ganancia obtenida de las transacciones de Bitcoin está sujeta a impuestos, ya que la criptomoneda se considera un activo financiero que no coincide con la descripción de una moneda legal.

Aparentemente, el caso fue presentado por el fundador de un start-up blockchain, Noam Copel, quien argumentó que las ganancias de las ventas en criptomonedas deberían estar exentas de impuestos ya que las criptomonedas se clasifican como una moneda y no como un activo financiero.

Según se informa, Copel había comprado Bitcoin en 2011 y lo vendió en 2013 con una ganancia de alrededor de 2.3 millones de dólares. Copel argumentó que sus ganancias de capital no estaban sujetas a impuestos.

Según su declaración;

“Bitcoin debe clasificarse como una moneda extranjera, y sus beneficios deben verse como diferencias de tipo de cambio recibidas por una persona que no está en el curso de un negocio, y por lo tanto no deben ser gravadas.”

Shmuel Bornstein, el juez presidente, por otro lado, declaró claramente que Bitcoin como moneda criptográfica podría en algún momento dejar de existir y ser reemplazado por otra moneda criptográfica; por lo tanto, no puede considerarse como una moneda, especialmente con fines fiscales.

En enero del año pasado, el Banco Central de Israel también hizo los mismos comentarios sobre BTC, diciendo que la moneda criptográfica es un activo, no una moneda. El banco dejó en claro que no reconocería los activos virtuales como Bitcoin como monedas reales y que era difícil diseñar normas para monitorear los riesgos de dicha actividad para los bancos del país y sus clientes.

Los reguladores financieros israelíes aún no han establecido un marco regulatorio para las criptomonedas y de acuerdo con el juez Bornstein; es “difícil imaginar un resultado por el cual Bitcoin se considere una moneda para fines fiscales en particular”.

Como resultado del fallo de la corte, Copel, el entusiasta de las criptomonedas ahora está sujeto a impuestos de alrededor de 3 millones de NIS, lo que equivale a 830,600$ y costos de 30,000 NIS, equivalente a $ 8,306.