Cryptokitties: los gatos de Ethereum que se han vuelto virales

Todo el mundo sabe que el Internet está dominado por los gatos. Sea en un video, en un meme, en un comentario, o en un subreddit, los felinos se han apoderado del mundo virtual con su personalidad única, su indiferencia a la autoridad de los demás, su incesante curiosidad, y su capacidad para meterse en las situaciones más graciosas posibles. Pero sea por la afinidad que muchos internautas sienten con esta especie, o porque sin darnos cuenta, ejercen un control hipnótico sobre las personas para idolatrarlos, los gatos sirven para muchas cosas (aparte de hacernos reír o morir de ternura).

Con el boom que ha supuesto la tecnología blockchain, hasta el punto de ser considerada una revolución que nos guiará a una nueva era, muchos novatos y curiosos han querido conocer sobre ésta y averiguar porqué todos hablan de ella. El problema es que esta tecnología es tan complicada, incluso para quienes llevan tiempo trabajando con ella, que intentar explicárselo a alguien puede resultar una tarea de proporciones titánicas, sin la adecuada pedagogía o la creatividad necesaria para conseguir un método que sea fácil de digerir.

Y es aquí donde nuestros amigos felinos entran a salvar el día. Cryptokitties se perfila como una aplicación orientada a explicar el funcionamiento de la cadena de bloques a través de un entretenido juego, en donde se ofrece la posibilidad de criar, intercambiar o comprar gatitos virtuales, a través de la plataforma Ethereum, su cartera, sus tokens y sus contratos inteligentes.

what is cryptokitties

¿Qué puedo hacer con estos criptogatitos?

Esta iniciativa, desarrollada por la empresa canadiense AxiomZen, encuentra sus similitudes con juegos de renombre mundial como Pokémon, los famosos Tamagotchi, o incluso juegos online de la misma tónica como NeoPets.

La dinámica del juego consiste en criar y coleccionar gatos para después poder intercambiarlos o incluso venderlos a otros jugadores. Si durante el juego logras hacerte con dos gatos de distinto género, podrás “cruzarlos” a través de un contrato inteligente para que tengan crías. Éstas generarán una identidad única a partir de la combinación de las de sus padres, por lo que tendrán también características únicas que convierten al minino en un ser irrepetible. Luego, podrás comercializarlos por dinero real, a través de la cartera y los tókens de Ethereum.

Con solo tres meses de haber sido lanzada, la idea ha resultado ser un rotundo éxito, con un 15% de las transacciones realizadas en Ethereum atribuibles al vaivén de estos gatitos al día de hoy. Tal locura por esta aplicación encuentra una razón en la necesidad de coleccionar objetos raros y únicos en Internet, una pasión que comparten los usuarios de juegos online competitivos como Counter Strike Global Offensive, League of Legends o, sin ir tan lejos, ideas similares como los CryptoPunk o los Rare Pepes.

De este modo, la cotización de un puñado de píxeles que se juntan para dar forma a un pequeño felino virtual, alcanza grandes valores que hacen de esta aplicación no solo divertida, sino rentable. Una victoria más para los gatitos en su plan de dominación mundial.