Se confirma que el exchange Japonés Coincheck ha sido hackeado

Hubo indicios el viernes por la mañana de que algo estaba mal en el exchange con base en Tokio, Coincheck, cuando la compañía suspendió sus operaciones. Más tarde se confirmó que una gran cantidad de ripples (XRP) se habían retirado de la billetera de la compañía seguido de otro retiro masivo de 500 millones de XEM. La situación aún no estaba clara cuando Lon Wong, el presidente de la fundación NEM anunció el pirateo a través de un tweet que decía que era lamentable que Coincheck hubiera sido pirateado.

Reporteros fueron vistos reuniendo ingormación alrededor del edificio Coincheck para determinar la situación real y se confirmó que el rumor de que 123 millones de dólares en ripples habían ido a parar a otra billetera con gran volumen de ripples que indicaban que era la propia altcoin que protegía su interés al escuchar las noticias del pirateo. Esto significa que la billetera NEM de Coincheck fue el objetivo del pirateo y 500 millones de XEM fueron retirados por los hackers. Las noticias hicieron que el precio de XEM, la moneda NEM se desplomara a 0,80 $ desde 1,01 $.

Wakata Koichi Yoshihiro, el presidente de la bolsa y otros altos funcionarios de la compañía, hablando a los medios dijeron que aún no habían determinado la cifra exacta robada, pero las estimaciones lo ubicaron en unos 533 millones de dólares. Esto es lo que fue robado de la billetera NEM de Coincheck por el pirata informático. Con el descenso en el valor de XEM, el token de NEM, esta cifra se estima actualmente en unos 400 millones de dólares, una cantidad bastante superior a la que fué robada en 2014 de otro intercambio japonés, Mt Gox. Los analistas opinan que el efecto de este pirateo en Coincheck será localizado a diferencia del sucedido en 2014 de Mt Gox. Esto sería posible como resultado de una comunidad criptográfica mucho más grande que hace 4 años.

Antes de la declaración oficial de los ejecutivos de la compañía, la primera señal oficial de que algo estaba definitivamente fuera de lugar era un anuncio en el sitio web de la bolsa de que estaban suspendiendo los retiros, los depósitos y la comercialización del token de NEM, XEM. Media hora después, la suspensión se extendió a otras criptomonedas y yenes japoneses.

Coincheck es uno de los principales intercambios japoneses y se ha sabido que facilita el comercio de monedas. Fundado en 2014, es uno de los intercambios que alienta a los usuarios a mantener sus monedas digitales en la billetera en línea. Es probable que esto cambie con el desafío al que se enfrentan actualmente. Contra todo pronóstico, los intercambios generalmente aseguran a sus clientes una seguridad adecuada a pesar del hecho de que los expertos de la industria opinan que el almacenamiento en frío de una gran cantidad de criptomonedas es más seguro.

Coincheck actualmente está discutiendo sobre cómo compensar a sus usuarios, incluso cuando el protocolo NEM dice que no tienen planes de hard fork para restaurar las criptomonedas robadas. Una declaración que algunos usuarios de criptomonedas dijeron tiene mucho sentido. Su punto de vista es que la atracción de las criptomonedas para muchos es la inmutabilidad de sus transacciones. Una actualización posterior del sitio de noticias japonés Nikkei indicó que Coincheck informó el hack al departamento de policía de Tokio. El informe indicó que 532 millones de dólares en NEM fueron robados y no se mencionaron los ripples, lo que muestra que la transacción XRP notada anteriormente en la billetera de la bolsa fue una acción de la altcoin para salvaguardar su inversión con Coincheck.

El pirateo de Coincheck es, hasta la fecha, la cantidad más grande robada por un hacker de cualquier intercambio. Record que ostentaba otro intercambio japonés, Mt Gox al perder la mayor cantidad de moneda digital a manos de piratas informáticos.