El CEO de Mt. Gox ha recibido una suspensión de su condena por manipulación de datos del intercambio

mt gox sentencia

El presidente del ahora difunto intercambio de bitcoin Mt. Gox, Mark Karpelesha recibido una suspensión de cuatro años a su condena de dos años y medio por parte del Tribunal del Distrito de Tokio tras ser declarado culpable de manipular los registros.Karpeles estuvo inicialmente procesado por tres causas relacionadas con el abuso de confianza en su intercambio. Se le acusó de manipular ilegalmente los registros del intercambio para ocultar el hecho de que MT. Gox había perdido fondos de los clientes, de  malversación de los fondos y de abandono de los deberes fiduciarios. El viernes, 15 de marzo de 2019, fue absuelto de los cargos de malversación y abuso de confianza.

mt gox

Los fiscales de Karpeles inicialmente buscaron una sentencia de diez años de cárcel por todos los cargos. Sin embargo, de acuerdo con el fallo, Karpeles cumplirá una sentencia suspendida en la que estará bajo observación por buen comportamiento en los próximos cuatro años, a cuya conclusión será liberado. Si falla la prueba de buena conducta, será encarcelado por los dos años y medio.

En una traducción del reportero de Bloomberg con sede en Tokio, Yuji Nakamura, los registros judiciales declaran que “lo llamamos diciendo que en realidad no irá a la cárcel”, escribió Nakamura. Continuó en una serie de tweets traduciendo la oración:

En un lenguaje sencillo: es culpable de manipulación de registros, pero no es culpable de malversación de fondos. Está “suspendido” durante 4 años, tiempo durante el cual, si hace algo malo, será encarcelado durante 2,5 años.

Según la traducción, el tribunal dice que:

Encontramos que el cargo de manipulación de registros electrónicos es verdadero y que merece un castigo, pero no hay evidencia criminal de malversación (dominante o tipo de reserva) o violaciones de las leyes de la empresa, lo que resulta en un fallo inocente.

Los problemas de Mt. Gox comenzaron en 2013, pero no fué hasta 2014 que la empresa solicitara la protección de los acreedores tras un hackeo masivo que resultó en la pérdida de 850,000 bitcoins (750,000 de fondos de clientes y 100,000 pertenecientes al intercambio). 200,000 de estos fondos se recuperaron posteriormente de una vieja billetera caliente, pero los 650,000 restantes todavía están en posesión del hacker. Los tribunales han ordenado que los 200,000, que se han disparado en valor a lo largo de los años, se utilicen para compensar a los acreedores del intercambio, pero esta orden aún no se ha ejecutado.

En una declaración a los medios de comunicación después de la sentencia, Karpeles declaró que:

Estoy agradecido con el tribunal y feliz de que se lo juzgue inocente por malversación y abuso de confianza.

En su declaración, mantuvo su inocencia y dijo que:

La mayoría de la gente no cree lo que digo. La única solución que tengo es encontrar al verdadero culpable.