Surgen dudas sobre la existencia del Petro venezolano

Dudas sobre la existencia del Petro

La crisis económica es el tema del momento en Venezuela, no sólo por las incesantes discusiones sobre las medidas que ha tomado el Ejecutivo Nacional en su intento de solventarla, sino por la confusión de los ciudadanos en torno a las mismas.

Entre los últimos anuncios hechos en materia económica por Nicolás Maduro, presidente de esa nación, destacan la incorporación de la criptomoneda Petro a toda la banca del país, así como el anclaje del sistema salarial al mismo, medidas que los ciudadanos no terminan de entender debido a una falta de información referente a la tecnología blockchain y al nuevo cono monetario.

Nicolás MaduroEn este sentido, para hablar de criptomonedas en Venezuela, es necesario entender las penurias que actualmente está cruzando el que fuera uno de los territorios más rico en recursos naturales del mundo, y que ahora está sumido en una hiperinflación que ascienden a cifras estratosféricas, sin mencionar las consecuencias de la misma.

El primer punto a tener en cuenta, es la existencia del control cambiario en el país, que ha propiciado corrupción en todos los sectores y perjudicado el acceso de las empresas privadas a las divisas, llevando a muchas a la quiebra y generando un desabastecimiento de productos de primera necesidad, lo que a su vez causa un caos entre los habitantes.

Aunado a esto, resalta la existencia de una tasa paralela al dólar oficial que genera una devaluación constante del Bolívar, y convierten la economía en un factor difícil de entender y por supuesto, difícil de solventar. Además, la explotación excesiva de recursos y la malversación de fondos del Estado que ha llevado al país a un retroceso no sólo moral sino cultural, al punto de que sus propios ciudadanos no comprendan cuánto vale su moneda actual, ni la gravedad de la situación.

¿El Petro es realmente una solución?

El pasado mes de febrero, Maduro anunció la adopción de la tecnología blockchain por Venezuela con el lanzamiento de la oferta inicial de monedas (ICO) del Petro, la criptodivisa nacional respaldada en las reservas minerales y petroleras de la nación caribeña. No obstante, no se conocen mayores detalles sobre la misma y por lo tanto, su existencia ha sido cuestionada.

Desde entonces, el Estado ha tomado medidas que involucran la divisa digital, para rescatar al país de la hiperinflación. Entre estas medidas se pueden mencionar la posibilidad de pagar ciertos productos y servicios con el tóken; la creación de una institución gubernamental para regular la compra y uso de máquinas de minería, y hace un par de semanas, el anclaje del sistema salarial al Petro, que a su vez, basa su valor en el precio actual del barril de petróleo.

Lo anteriormente descrito, ha suscitado que varios expertos en economía y tecnología así como medios  de información, indaguen en todo lo referente al Petro y las supuestas reservas petroleras en las que Nicolás Maduro ha decidido sustentarlo. En este caso, la reconocida agencia de noticias Reuters trasladó a varios reporteros a Venezuela para investigar.

La búsqueda de la verdad

Los emisarios de Reuters, además de visitar las abandonadas refinerías de donde supuestamente se extrajeron  los 5 mil millones de barriles de petróleo que respaldan al token, intentaron comunicarse con usuarios de la blockchain que hayan hecho algún tipo de transacciones con el tóken, obteniendo respuestas inconclusas y testimonios incongruentes en el proceso.

Asímismo, otro factor resaltante, es que no se conoce ninguna criptocasa de cambio que incluya al controvertido tóken en su plataforma. El equipo de investigadores se comunicó con las principales exchanges de criptomonedas del mundo y la mayoría de ellas aseguró no haber efectuado transacciones con esa divisa, entre otras razones, por la prohibición establecida por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, y las diferencias políticas de ambos gobiernos.

Cabe destacar que los reporteros también consultaron fuentes directas, entre ellos varios diputados venezolanos, sin haber logrado respuesta alguna de los mismos, excepto de Carlos Dorado, presidente de Italcambio – una casa de cambios ubicada en el país caribeño – que aseguró que no administra ni vende Petros.

El único exchange, que ha anunciado públicamente sus planes de incluir la petromoneda en su plataforma es Coinsecure (de la India). De hecho su gerente general, Mohit Kalra, aseguró al medio que proporcionarán a Venezuela una casa de cambio junto con la tecnología para operar la misma.

Ahora bien, si el petro en la actualidad no ha sido vendido ni comprado, si la blockchain se caracteriza por ser una tecnología descentralizada que no depende de ningún ente, y si las reservas de petróleo venezolanas están en duda, ¿Cómo es posible anclar la criptomoneda al precio del barril de crudo?

La lógica nos dice que por ser una criptomoneda, el Petro debería tener registros públicos, ya que a través de la transparencia de sus transacciones es que se cotiza, al igual que el resto de las criptomonedas en el mundo. Entonces, ¿Cómo discutimos las dudas relacionadas a la crisis económica, al cono monetario y al sistema salarial, si estás están ancladas a una criptomoneda que aún no comprobamos si existe?

¿Tendrá futuro la Petromoneda?

De acuerdo a lo explicado por Maduro, el Petro tendrá un valor basado en el barril de petróleo (60 dólares aproximadamente), esto a su vez tiene un equivalente a 3.600 Bolívares Soberanos. Por su parte el sueldo mínimo, al estar anclado, se aproximará a la mitad del valor del mismo, es decir 1.800 Bolívares Soberanos.

Por evidentes razones, los ciudadanos se encuentran confundidos, teniendo en cuenta también que desconocen si el valor del salario mensual se mantendrá en caso de que baje el precio del barril de petróleo o si fluctuará como lo hacen las criptomonedas.

Hasta tanto estas, y otras incertidumbres en torno a este tema no se hayan esclarecido de manera oficial, las posibilidades de que la petromoneda de Maduro gane la relevancia necesaria para terminar de despegar seguirán siendo bajas.