Canadá modifica sus leyes sobre criptomonedas

Canadá modifica sus leyes sobre criptomonedas

En su intento de combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo, Canadá, a través de su Centro de Análisis de Informes y Transacciones Financieras de Canadá (FinTRAC), promulgará nuevas leyes a partir del 1 de junio de 2020. Una vez que llegue el 1 de junio de 2020, las empresas relacionadas con criptomonedas que operan en Canadá deberán adquirir una Licencia de FinTRAC para operar dentro de sus fronteras.

Si bien Canadá ha sido un mercado propicio para que las empresas criptográficas comiencen y prosperen, los nuevos estándares del GAFI parecen estar pidiendo que se implementen medidas estrictas. Aparte de eso, la pérdida provocada por QuadrigaCX llamó la atención de FinTRAC. Sin embargo, las leyes estaban vigentes antes de que entrara esta enmienda. La única diferencia es que obtener la licencia no era obligatorio y, como tal, muchos de los intercambios de criptomonedas no vieron la necesidad de obtener el permiso.

Además de cumplir con los requisitos de registro, los intercambios también deben seguir las estrictas políticas Conozca a su cliente (KYC).

Conozca a su cliente (KYC).

A partir del 1 de junio de 2020, los intercambios criptográficos también deberán informar de cualquier transacción sospechosa a FinTRAC. De manera similar, según la circular, los intercambios deben mantener registros de transacciones que asciendan a más de 10.000 $, ya sea de un individuo o entidad. Además, también se requerirá que los intercambios de criptomonedas empleen o designen un oficial de cumplimiento.

El requisito obligatorio es una espada de doble filo

Si bien el fortalecimiento de las leyes vigentes es bueno, también podría afectar severamente al sector de las criptomonedas. Si bien el regulador, junto con el gobierno, evitará el lavado de dinero y la financiación del terrorismo, la medida podría llevar a algunos intercambios de criptomonedas a salir del mercado canadiense. Según el CEO de Bitaccess, Moe Adham, varias empresas podrían trasladarse a otros mercados, mientras que las que permanecen en funcionamiento podrían bloquear a los comerciantes canadienses.

Por otro lado, salió Coinsquare diciendo:

«Si bien Canadá ha sido considerado como un Disney Land para las empresas de criptomonedas, la promulgación de las leyes arruinará su imagen y también evitará que los comerciantes procesen sus transacciones a través de intercambios cripto en Canadá».

Los comerciantes que no quieran divulgar su información a los intercambios  pasarán a negociar directamente con otros comerciantes. Aunque la ley entrará en vigencia en 2020, el mercado de criptomonedas canadiense ya tiene un futuro incierto. Los intercambios no saben cómo se verá afectado el mercado. Sin embargo, el gobierno canadiense espera que la ley ayude a que las instituciones financieras a bordo trabajen con estos intercambios.