Importante precedente de castigo a esquemas de estafas Ponzi con bitcoin

0
61

Las estafas bajo esquema Ponzi son lamentablemente, muy frecuentes de encontrar en internet, y en el caso de Bitcoin han sido no menos frecuentes. Cientos de sitios  que ofrecen dividendos insólitos en plazos de tiempo igualmente insólitos son una constante que se pueden encontrar bajo la denominación de “Hyips”. Otro estilo de estafas Ponzi han sido los servicios de supuesta minería en la nube, y en este particular nos centraremos en la nota de hoy. Las empresas con sede en Connecticut, USA,  GAW Miners y ZenMiner, han sido condenadas por el Tribunal de Distrito de de Connecticut a pagar 10 millones de dólares cada una como multas por sus actividades fraudulentas.

Las dos compañías cesaron sus operaciones cuando las acusaciones contra ellas alcanzaron un crescendo importante. Tanto Miners GAW y ZenMiner operaban como servicios de minería de bitcoin en la nube con un esquema de negocio en el que vendieron acciones mediante contratos de minería en la nube a los inversores de ambos sitios. Estas acciones permitían  a los inversores tener una participación proporcional a su inversión en los beneficios obtenidos a través de las aparentes actividades mineras de bitcoin de las compañías.

Entre agosto y diciembre de 2014, las compañías vendieron 20 millones de dólares en acciones bajo este esquema, las cuales fueron llamadas Hashlets a más de 10.000 inversores. Sin embargo, un gran número de quejas del público incitaron a la Securities and Exchange Commission (SEC) a investigar las empresas. Esto culminó con la presentación de una queja contra las dos firmas en diciembre de 2015.

La SEC reveló que las dos empresas simplemente no tenían suficiente poder de computación para generar los rendimientos mineros que ofrecían y que pretendían alcanzar. El fraude era simple en su núcleo: vendían lo que no tenían, falsificaron lo que vendían y robaron a un inversionista para pagar a otro de manera sucesiva. El clásico esquema Ponzi.

capturaponzi1

Naturalmente este modelo de negocio fraudulento era insostenible y finalmente, el esquema se vino abajo. La mayoría de las víctimas de los dos esquemas no recuperaron su inversión inicial ni obtuvieron beneficios de sus contratos de minería en la nube.

El 2 de junio de 2017, el Tribunal de Distrito de Connecticut emitió su decisión final sobre el caso. El juez dictaminó que cada empresa tendría que pagar una multa de 10 millones de dólares, así como una multa civil de 1 millón. La SEC aún tiene litigios en curso contra el dueño de las empresas sentenciadas por otra actividad fraudulenta en el mercado de las cryptodivisas, específicamente en relación con Paycoin.

Dejar respuesta