EEUU: seguridad nacional y entorno blockchain

0
114
836-277-I-Q14A

El Subcomité de Terrorismo y Finanzas Ilícitas de la Cámara de Representantes de EEUU ha organizado una audiencia recientemente, la cual llamó “Moneda virtual: innovación financiera e implicaciones de seguridad nacional”. Ante la inminente necesidad de acometer medidas regulatorias debido a las amenazas naturales que ciertas características de las monedas virtuales representan por el uso abusivo de las mismas por parte de criminales. Los congresistas estadounidenses fueron actualizados en las incidencias de usos criminales escudados en tecnología blockchain.

La audiencia tuvo lugar pocos meses después de que el FBI recibiera la jurisdicción legal para hackear cualquier computadora en el mundo que se considere conectada a una computadora para la cual el propio FBI tiene una autorización de infiltración y rastreo. Esto induce a algunos a interpretar la retórica como una posible justificación premeditada para considerar el uso de dicha jurisdicción para reprimir las transacciones de bitcoin no reguladas a nivel internacional.

Con esto la guerra no declarada en un campo de batalla remoto y anónimo sólo asegura largas luchas con algún que otro resultado punitivo, pero que de ningún modo lograrían detener ni el auge en la implementación de Altcoins, ni la sofisticación de las fortalezas criptográficas propias de las novedades cada vez más exigentes en materia de tecnología blockchain. Sí, consideramos que esta batalla dá la impresión de comenzar perdida de antemano por la policía convencional.

blockchain-panel

En el entorno digital, debido a la creciente proliferación de ataques de ransomware que utilizan como medio de cobro la tecnología criptográfica, se ha ocasionado una gran preocupación por la seguridad informática y la necesidad de defensas eficaces contra esta clase de ataques que están cobrando auge. Todo esto ha llevado a los legisladores estadounidenses a centrarse nuevamente en los potenciales casos de uso negativo de la tecnología blockchain. A los congresistas se les explicó que las criptomonedas se utilizan cada vez más para alimentar actividades ilícitas que son a su vez fácilmente accesibles a través de criptomonedas no reguladas alojadas fuera de los Estados Unidos.

La ausencia de directrices de KYC y la verificación de identidad en muchos intercambios se destacó como un problema importante en la audiencia. Los criminales pueden abrir cuentas anónimas, o cuentas con nombres falsos para volar bajo el radar de la aplicación de la ley, y gracias a las fortalezas de anonimato de ciertas altcoins, pasar desapercibidos y ser irrastreables. Sin duda algo eficaz debe ocurrir para prevenir el auge de una criminalidad que puede colocar en severo riesgo de inestabilidad a la economía global, pero ello no será viable mientras no se comprendan las condiciones técnicas naturales del entorno blockchain y sus motivaciones, evitando su criminalización a priori.

Dejar respuesta