Cataluña, Bitcoin e independencia

    0
    244
    cataluña btc

    El bitcoin ha venido manteniéndose reaccionariamente en cuanto a los acontecimientos globales respecta. Sin perder su tendencia alcista, es interesante observar el comportamiento de los precios a la par de ciertos acontecimientos, como por ejemplo, los hechos de estos días en España, y más específicamente, en Cataluña. El aumento resultante en el precio de bitcoin ha dejado a muchos debatiendo si la criptografía podría ser utilizada como una herramienta para la liberación financiera. La cryptomoneda ganó a la luz de los acontecimientos en España, sirviendo como refugio seguro para los inversionistas expuestos a los instrumentos euro-denominados y a los mercados de acción europeos.

    Los acontecimientos en torno al referéndum catalán que busca la independencia de esa región de España han movido muchas controversias que han impactado directamente en muchos sectores. Después de declarar ilegal el referéndum y el respectivo voto, el gobierno español decidió congelar las finanzas catalanas para asegurar que los fondos estatales no fueran utilizados para financiar el referéndum.

    A propósito de esa medida del gobierno español, Julian Assange apostó a “Monero”, “Crypto” y “Bitcoin” en un tweet del 17 de septiembre, aludiendo al uso de las criptomonedas para eludir la censura financiera en la región. La capacidad de cada una de estas para navegar por los sistemas financieros patrocinados por el Estado es bastante clara, pero la escalabilidad plantea desafíos.

    Por otra parte, los ciudadanos de Cataluña pueden no estar enteramente interesados ​​en un movimiento de independencia económico., y eso es algo que lamentablemente no podrían eludir si se concretase la independencia político-territorial.

    A pesar de que las criptomonedas han sido promocionadas como el nuevo “oro” durante la inestabilidad económica, la tormenta política en marcha en España puede plegarse a herramientas económicas más tradicionales por el momento. A pesar de la gran adopción en la India y Venezuela, la introducción de una criptografía en un mercado mayorista como España, específicamente Barcelona, ​​sería más difícil.

    Una Catalunya independiente, dependiendo de la resistencia y problemas del Estado español, podría ser un lugar fantástico para probar la escala y factibilidad para todo tipo de proyectos, y en especial relativos a criptomonedas y soluciones blockchain.

    En última instancia corresponde a los ciudadanos de Cataluña determinar la mejor forma de resolver por su soberanía, un tema no cerrado todavía. Pese al enorme consumo de contenido generado por los medios y las redes sociales, tal vez el clima político no es el ideal para la experimentación en cuestiones de criptomonedas por ahora.

    Dejar respuesta